VIVO O MUERTO II - Domingo 22 a las 08:45

CBF46zmPDd

SINOPSIS

Osos, pumas, cocodrilos, tiburones...La naturaleza esconde cientos de depredadores.  En esta serie conoceremos de primera mano los testimonios de personas que se vieron obligados a enfrentarse a los mayores depredadores del reino animal y sobrevivieron.

¿SABÍAS QUE...?

Devorador de hombres es un término coloquial para un animal que come seres humanos. Aunque los seres humanos pueden ser atacados por muchos tipos de animales, los devoradores de hombres son los que han incorporado la carne humana en su dieta usual. La mayoría de casos informados se refieren a lobos, tigres, leopardos, leones, cocodrilos y tiburones.

Sin embargo, no son de ningún modo los únicos depredadores que atacarán a los humanos si tienen la oportunidad; se sabe que una variedad amplia de especies también puede considerar a los humanos como presas, incluyendo el oso pardo, el oso negro, el oso polar, el oso labiado, el coyote, las grandes serpientes constrictoras (especialmente la pitón reticulada y la anaconda verde), el dragón de Komodo, las hienas manchada y rayada, el dingo, la foca leopardo, el puma y algunas especies de osteíctios.

La preponderancia de devoradores de hombres es rara y usualmente ocurre en circunstancias especiales. Los seres humanos son propensos al ataque por animales que quieren defenderse a sí mismos, a sus crías o a su territorio, pero no son usualmente presas. Un animal puede convertirse en devorador de hombres si su presa o hábitat natural no está disponible o accesible, y puede acosar a los humanos si descubre que éstos son presas que puede matar y comer.​ Los depredadores que sufren heridas o incapacidades que hacen a sus presas naturales más difíciles de perseguir quizás cazarán seres humanos para evitar la inanición y sobrevivir. La pérdida de dientes o garras, una herida de bala o cualquier herida que pueda impedir la capacidad del animal de correr, morder o masticar su comida o inducir gran dolor ha sido observado en la mayoría de casos de devoradores de hombres.​ Sin embargo, algunos estudios han demostrado que los animales perfectamente sanos pueden convertirse en devoradores de hombres si ven una oportunidad, en ausencia de su dieta natural, para consumir la carne humana.​ Los animales con tendencias a escarbar, como leopardos, han sido observados aprendiendo a alimentarse de las reses domesticadas del hombre. Las crías de animales que devoran hombres no necesariamente se convierten en devoradores de hombres en sí mismos; mientras las crías comerán lo que provee el padre, la madurez y existencia independiente normalmente impulsarán al animal a volver a su dieta y condiciones naturales.

No obstante, esencialmente se debe notar que todos los predadores grandes son devoradores de hombres potenciales, y la gente ha de ser consciente de que para un carnívoro, el hombre a menudo no es más que otra presa.​ La frecuencia de ataques a los seres humanos para comer puede depender de la disponibilidad de comida natural (especialmente si el animal está proveyendo para sus crías) o la naturaleza de la herida que obligó al animal a convertirse en devorador de hombres.

CENTRO DE EMISIÓN Y PRODUCCIÓN PRINCIPAL
DE ZARAGOZA
Avda. María Zambrano, 2. ZARAGOZA - 50018
Teléfono: 876 256 500
Fax: 876 256 507
DELEGACIÓN DE TERUEL
C/ Amantes, 14, bajo. TERUEL - 44001
Teléfono: 978 623 070
Fax: 978 623 072
DELEGACIÓN DE HUESCA
Parque Tecnológico Walqa, Edificio Félix de Azara
Crta. de Zaragoza N-330 A Km. 566, Cuarte (HUESCA) - 22197
Teléfono: 974 212 762
Fax: 974 212 757