MADERADAS EN EL PIRINEO- Domingo 25 a las 08:35

maderadas

SINOPSIS

La historia de los almadieros, navateros o raiers que navegaron con sus plataformas de troncos flotando por los ríos pirenaicos está directamente vinculada a la explotación de la madera y a los ríos que descendían desde las cumbres pirenaicas.
Desde que en el año 1983, Severino Pallaruelo y los veteranos navateros de Sobrarbe recuperaron el descenso de las navatas por el Cinca, ya son tres los ríos del Alto Aragón que han revivido este antiguo oficio.

¿SABÍAS QUE...?

De entre las tradiciones recuperadas, aunque sea de forma anécdotica y festiva, las navatas o transporte de troncos por los ríos, constituye uno de los acontecimientos más esperados cada año por los habitantes de Laspuña, pueblo de tradición navatera situado en la comarca de Sobrarbe.

Las navatas constituyen el sistema antiguo de transporte de los troncos de madera de las zonas productoras a las serrerías, situadas en las partes bajas de los valles. Los troncos arrastrados desde el bosque hasta la orilla del río, se ataban con palos de sarga remojados y retorcidos formando una especie de balsa con algunos remos delante y detrás para conducir la navata río abajo. Los conductores de las navatas, los navateros, los hacían llegar desde Laspuña hasta Tortosa.

La tradición navatera de Laspuña, localidad situada en el Valle del río Cinca, se remonta al S.XVI época de la que hay testimonios que manifiestan la importancia almadiera del río Cinca. Este oficio, que por sus especiales características no sufrió ninguna evolución con el paso de los años , se depreció a mediados del S.XX. Moriría con la aparición de presas, canales y centrales eléctricas. Tras la guerra civil hubo un pequeño resurgimiento. Muchos de los navateros que viven en Puyarruego y Laspuña tienen ahora más de sesenta años y aprendieron su oficio después de la guerra civil. El último testimonio que cierra la historia de las navatas es el de Mariano Pallaruelo y se refiere a una factura de venta fechada en 1949. Fue el último viaje de una navata desde Laspuña hasta Tortosa.

El día 12 de junio de 1983 se rememoró el oficio de navatero con mucha emoción y lágrimas en los ojos de los pocos navateros que pudieron montar de nuevo en una navata. En recuerdo, y en cierto modo en homenaje, a los antiguos navateros, cada año varias navatas descienden el río Cinca entre las localidades de Laspuña y Ainsa. En los días anteriores se han construido dos o tres navatas de la forma tradicional y con los mismos materiales con los que se construían antiguamente.

Además del Descenso de Navatas, eje central de la celebración, otra serie de actos completan el programa: exposiciones charlas, recorridos, visitas al Museo de las Navatas y la Madera, almuerzo navatero antes del descenso y comida colectiva posterior.

CENTRO DE EMISIÓN Y PRODUCCIÓN PRINCIPAL
DE ZARAGOZA
Avda. María Zambrano, 2. ZARAGOZA - 50018
Teléfono: 876 256 500
Fax: 876 256 507
DELEGACIÓN DE TERUEL
C/ Amantes, 14, bajo. TERUEL - 44001
Teléfono: 978 623 070
Fax: 978 623 072
DELEGACIÓN DE HUESCA
Parque Tecnológico Walqa, Edificio Félix de Azara
Crta. de Zaragoza N-330 A Km. 566, Cuarte (HUESCA) - 22197
Teléfono: 974 212 762
Fax: 974 212 757
Versión escritorio