13 mayo 2015

'Reino y Corona' viaja al siglo de las luces en Aragón

La Ilustración fue una época de profundos cambios ideológicos dejando una huella imborrable en el pensamiento de la sociedad. Aragón no escapó a aquella nueva corriente de pensamiento

En Europa, el siglo XVIII marcó un antes y un después en la forma de ver la vida de una sociedad hasta la fecha muy conformada y con poca libertad de pensamiento. La Ilustración llegó al viejo continente a través de una corriente basada en una idea base: el ser humano podía combatir la ignorancia, la tiranía y la superstición, e incluso podía cambiar el mundo. En Aragón comenzó a manifestarse muy tímidamente a mediados del siglo XVIII y con mayor intensidad hacia final del siglo. Aquellas ideas nuevas y revolucionarias para la época llegaron, especialmente, a través de la Corte y de los Pirineos.

El Siglo de las Luces supuso un cambio en los sectores más importantes de la sociedad aragonesa. Los ilustrados consideraban la economía la llave para la felicidad del ser humano. En Aragón hubo grandes expertos que contribuyeron a ese cambio como Jordán de Asso, economista y asesor del general Palafox. En ciencia, los investigadores trabajaron en nuevos métodos a través de la experimentación y la observación; en botánica, el naturista Félix de Azara, se convirtió en el aragonés precursor de Darwin; en medicina, la figura ejemplar fue Andrés Piquer, de Fórnoles; la literatura aragonesa contó con intelectuales como Ignacio de Luzán o el periodista de Alcañiz Francisco Mariano, que se ocupó de la divulgación de las ideas de la época. Mención aparte requiere Josefa Amar y Borbón, escritora que defendió el talento de las mujeres en cualquier cargo social y dedicó parte de su vida a la traducción de obras científicas extranjeras. El arte también reflejó la Ilustración con nombres como los hermanos Bayeu, Francisco de Goya o José Luzán Martínez, entre otros.

La figura del Conde Aranda representó la máxima expresión de la política ilustrada sirviendo a lo largo de su vida a cuatro reyes. Fundó desde la distancia la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País y la Sociedad de Bellas Artes de San Luis. Su preocupación siempre fue encauzar la economía aragonesa y apostó por la navegación del Ebro como factor indispensable para el movimiento comercial. Por eso, desde Madrid, apoyó con fuerza la construcción del Canal Imperial de Aragón, la mayor obra de ingeniería hidráulica de Europa a finales del XVIII.

Los historiadores Antonio Peiró e Ignacio Perez Zorraquino intervienen en este nuevo capitulo de 'Reino y Corona' y acercan al espectador la figura de los ilustrados aragoneses y la importancia que tuvieron las instituciones como la Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, que sirvieron de plataforma para la puesta en práctica de sus objetivos.

"La Ilustración, el Siglo de las Luces en Aragón", este jueves a las 21:30 horas en 'Reino y Corona'.

 

CENTRO DE EMISIÓN Y PRODUCCIÓN PRINCIPAL
DE ZARAGOZA
Avda. María Zambrano, 2. ZARAGOZA - 50018
Teléfono: 876 256 500
Fax: 876 256 507
DELEGACIÓN DE TERUEL
C/ Amantes, 14, bajo. TERUEL - 44001
Teléfono: 978 623 070
Fax: 978 623 072
DELEGACIÓN DE HUESCA
Parque Tecnológico Walqa, Edificio Félix de Azara
Crta. de Zaragoza N-330 A Km. 566, Cuarte (HUESCA) - 22197
Teléfono: 974 212 762
Fax: 974 212 757
Versión escritorio